La cuarta revolución industrial – Las industrias 4.0

La empatía como un requisito del “design thinking”
junio 17, 2017
Ransomware
junio 27, 2017

Actualmente el término de “Industrias 4.0” ha circulado con mucha fuerza. ¿Pero a qué se refiere? ¿Qué es lo que la tecnología es capaz de transformar?

Hablamos de una cuarta revolución industrial, ya que a este cambio le preceden transformaciones anteriores. La primera fue la invención de la máquina de vapor, la segunda fue la adopción de nuevos modelos económicos que introdujeron la producción en masa, y la tercera revolución nos presentó la era digital y la automatización de los procesos. En esta cuarta revolución, la forma de producción también será transformada pero en niveles jamás alcanzados.

Las industrias 4.0 cambian completamente el proceso de producción dentro de una empresa. Anteriormente cada proceso necesitaba volver a una mente gestora que estaba a cargo de los proyectos. Esta mente gestora, coordinaba y acompañaba a los pasos del proceso, siendo la única que entendía en totalidad lo que sería el resultado final deseado y la modalidad de los pasos necesarios para conseguirlo.

Las industrias 4.0 consisten en aplicar tecnología de alta gama en cada módulo del proceso de producción. Toda la data de elaboración estará dentro del mismo material de producción y cada maquinaria será capaz de leerla, interpretarla y ejecutarla. Ya no será necesario volver a una mente gestora después de cada paso en la producción, porque los módulos se comunicarán entre sí, y esta información estará disponible en todo momento.

La comunicación será constante y fluida, y se ahorrará mucho tiempo. El dramático ahorro de tiempo perfecciona el producto final y se traduce en efectividad extrema.

Al prescindir de mucha mano de obra, ya que la mayoría de los procesos serán realizados por máquinas, el producto final será mucho más barato. La concepción de trabajo cambia radicalmente. Muchos puestos quedarán obsoletos, y a la vez se crearán muchos otros trabajos nuevos. El hombre será el supervisor de un proceso que estará completamente sistematizado. La relación hombre-maquinaria va a ser transformadora.

Esto no solo cambia radicalmente las reglas de juego en el comercio, sino que se traspola y alcanza todos los ámbitos del sistema en que vivimos. Los límites ya no serán barreras. Las industrias van a transformar la forma en la que vemos el mundo. El cambio es inminente y está más cerca de lo que pensamos.

La empresas que han tomado la decisión de invertir en la digitalización de sus procesos industriales, han cambiado radicalmente su apuesta: de buscar una solución rápida y a corto plazo a invertir en generar una diferencia competitiva sustancial.

A nivel global, se espera que las empresas aumentarán su inversión en un 50% para 2022, de acuerdo a un estudio conducido por PwC.  

Comments

comments