Una visita del futuro
julio 7, 2017
Viveo dice presente en una misión comercial de Tucumán en Brasil
agosto 1, 2017

Hablar de Blockchain (cadena de bloques) es hablar de innovación, es entender cuán fundamental es la tecnología e internet hoy en día. Conocer sus beneficios y sus usos significa entender que en la actualidad hay un único camino que conduce a una misma dirección: un mundo inclusivo, globalizado y tecnologizado.

En el 2007/08 estalla en Estados Unidos una crisis económica que significó la quiebra de muchas entidades financieras y repercutió en la estabilidad de los países. Pero el punto álgido de esta crisis fue la fractura que se produjo en la relación entre la sociedad y los bancos. La gente perdió la credibilidad y confianza hacia ellos, y es en este marco donde surge Blockchain: la plataforma de software para activos digitales.

Blockchain se trata de una base de datos digital abierta a todo el público en la web, formado por una cadena de bloques relacionados entre sí, como su nombre lo indica. Estos bloques están diseñados para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado usando un sellado de tiempo confiable y enlazado a un bloque anterior.

Los bloques pueden ser definidos como un conjunto de transacciones e información. Hay un bloque principal que inicia la cadena y de él se van desprendiendo los demás. Cada uno está formado por tres partes: un código alfanumérico (que lo enlaza con el bloque anterior); el paquete de transacciones; y por otro código alfanumérico que lo conectará con el siguiente.

La novedad pasa, en primer lugar, por la forma descentralizada en la que trabaja. Sigue un sistema Peer to Peer (P2P), por lo que todos los servidores están conectados entre sí y el trato entre las partes va a ser directo, sin intervención de terceros (bancos, por ejemplo). Las interacciones o información dentro de los bloques están abiertas al público en general en la web. La información que aparece en tu computadora, aparecerá también en la de todos los usuarios de Blockchain. Cada uno puede ver y corroborar cada intervención. Una vez que entran al sistema, no pueden ser modificadas ni borradas, y sólo se puede actualizar con el consenso de la mayoría, garantizado de esta forma la transparencia.

Si bien los datos almacenados en la cadena de bloques normalmente suelen ser transacciones, también pueden ser utilizados con otros fines, como estampillar documentos y secularizarlos frente a alteraciones. Podríamos considerar que lo que se registran son cambios atómicos del estado del sistema.

Blockchain se posiciona como la forma más legítima, accesible y moderna en el terreno financiero. Cualquier persona de cualquier lugar del mundo puede ahora realizar las transacciones que quiera y corroborarlas de manera instantánea. El futuro llegó hace rato.

  • 19
    Shares

Comments

comments