El gran aliado del comercio: el E-Commerce y su constante crecimiento

Un salto a la Industria 4.0
agosto 19, 2017
El salto a la revolución: transformándose en una Industria 4.0
septiembre 1, 2017

El E-Commerce ha re-definido el mapa comercial a nivel mundial. Estamos hablando de un revolucionario proceso que crea un nuevo canal de venta, netamente digital. A través de una computadora y una red de acceso, los clientes pueden entrar, conocer, comparar y comprar los productos o servicios ofrecidos en la comodidad de su hogar.

Los números justifican esta llamada revolución: a nivel mundial, la evolución del eCommerce crece en promedio 23% anualmente. En cifras concretas, la ganancia total en el 2016 sería de US$22.049 trillones aproximadamente. En el caso de Argentina, se facturó $102.700 millones durante el mismo año, representando un crecimiento del 51% respecto al año anterior.

El E-Commerce logró romper con las barreras de edades. Grandes y chicos ya comienzan a elegir esta forma de comercio por sus ventajas: mayor variedad de oferta, comparación de precios, disponibilidad horaria y geográfica (a cualquier hora se puede comprar y recibir productos o servicios de otros países), personalización de la compra y de la experiencia de cliente, etc. Todo esto lo convierte en la gran herramienta competitiva que introduce valores diferenciales frente a la competencia, consiguiendo así un mejor posicionamiento.

El 67% de los Millennials (jóvenes entre 20 y 37 años apróximadamente), quienes más están familiarizados con la electrónica y las nuevas tecnologías, prefiere comprar online antes que en locales físicos. Detrás de ellos viene la Generación X (aquel público entre 37 y 55 años) con un 56%. La cifra más llamativa llega de la mano de los Baby Boomers (la generación que ronda entre los 55 y 75 años): el 41% entraron por lo menos una vez para comprar online.

En la actualidad, las plataformas digitales adquieren un mayor protagonismo día a día y  parecen poner en riesgo a los comercios físicos. Si bien se estima que 16 millones de puestos de trabajos en canales de ventas tradicionales están en riesgo por el E-Commerce, sería un error considerarlo como una nueva competencia. Debería ser el complemento ideal para el desenvolvimiento de su negocio, siendo una herramienta valiosa para generar valor entre sus públicos y aumentar las ventas a partir de una mayor oferta.

Si bien el E-Commerce se trata de una forma de intercambio y transacción digital, el factor humano es una pieza fundamental: se requiere de una humanización de las plataformas en orden de brindar una atención al cliente más eficiente y rápida que un canal tradicional, así como más personalizada también. Es decir, que detrás de cada compra o búsqueda haya un operador capaz de atender cualquier consulta y brindar las soluciones adecuadas.

Comments

comments